Pablo VI ya es Santo

image1.jpeg

 

A las 10:37 de la mañana, con una suave brisa otoñal de fondo, Francisco inscribía en el libro de los santos a Pablo VI y Óscar Romero, dos personalidades de referencia para él, en lo personal, pero también para la propuesta de Iglesia que huya de la “autocomplacencia egocéntrica” para ser una “Iglesia-esposa, que por su Señor se lanza a amar”. Así lo expresó el Papa durante la eucaristía en la que, canonizó a otros cinco católicos, entre ellos la religiosa española Nazaria Ignacia de santa Teresa de Jesús.

El Pontífice presentó a su predecesor como un hombre que “gastó su vida por el Evangelio de Cristo, atravesando nuevas fronteras y convirtiéndose en su testigo con el anuncio y el diálogo, profeta de una Iglesia extrovertida que mira a los lejanos y cuida de los pobres”.

Mirándose en el espejo del nuevo santo, Francisco aplaudió que “aún en medio de las dificultades e incomprensión, testimonió de manera apasionada la belleza y la alegría de seguir totalmente a Jesús”. Calificándolo como “sabio timonel” del Vaticano II, llamó a todos a vivir la “vocación universal a la santidad, no a media, sino a la santidad”.

Tras la celebración de le Eucaristía, el Papa Francisco rezó el Ángelus donde dirigió unas palabras de gratitud y pidió que la Virgen María nos ayude a seguir en ejemplo de estos nuevos santos.

 

.-     Lee aquí la Homilía del Papa Francisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *