Jesucristo Rey del Universo: corona el Año Litúrgico

 

Hoy recordamos a Jesucristo Rey del Universo cuya Fiesta corona el Año Litúrgico. Un año que iniciábamos con la Natividad del Señor y se cierra con la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo que celebramos hoy, Domingo XXXIV del Tiempo Ordinario. La historia de este día nos remonta al 11 de diciembre de 1925.

 

Ese día el Papa Pío XI sacaba una Encíclica que llevaba por título “Quas Primas -en español, así como al principio- La Carta surgía para conmemorar el XVI Centenario de la celebración del Concilio I de Nicea. La cuestión es que en ese Concilio tuvo que salir al paso de las diatribas heréticas en ese tiempo. Situémonos. Habían finalizado las centurias sangrientas del martirio en la persecución contra la Iglesia y el Edicto de Milán había otorgado la libertad de culto.

 

Sin embargo las desviaciones doctrinales necesitaban ser desterradas. Luciano de Samosata que murió mártir había dejado la chispa para Arrio, Patriarca oriental que negaba que Cristo fuese Dios. El Concilio I de Nicea define la divinidad de Jesucristo con la fórmula consubstancial al Padre, es decir, de la misma Naturaleza que el Padre. Entonces como en el artículo del Credo profesamos de Jesucristo que su Reino no tendrá fin, Pío XI anima con su Encíclica a que la Iglesia tenga un día para celebrar la Real Dignidad de Cristo. Así se denominaba la festividad en ese momento. La fecha para conmemorarla se fijó el último domingo de octubre.

 

 

En el año 1969 San Pablo VI hacía la reforma del Misal Romano que entraría en vigor tiempo después. Fue entonces cuando se le dio el nombre de Jesucristo, Rey del Universo. La fecha de celebración pasó al último Domingo del Tiempo Ordinario. Y fue un sacerdote español José Granollers, fundador de las hijas de Cristo Rey el primero en celebrar Triduo en honor de esta Solemnidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *